Translate page:

viernes, 13 de julio de 2012

Pastelitos a los tres Mousses


Cuando era pequeña deseaba que llegase el domingo, en el cual me iba a pasear con mi abuela y siempre pasábamos por la glorieta del centro de la ciudad y nos adentrávamos en la pastelería más antigua de Elche, donde todas las generaciones compraban pastelitos y encargaban tartas, era una de esas tiendas familiares que iban pasándose la herencia del establecimiento y de sus únicos pasteles caseros, La Royal se llama, mi querida abuela me compraba un par de pastelitos para merendar y ella se tomaba su preferido, la miloja, mi pastelito preferido era el de frambuesa, era rectangular, y tenía dos capas de bizcocho borracho y gelatina de fresa por encima ¡mmmmm! se me hace la boca agua recordarlo, también me encantaba el tocino de cielo, recuerdo que eran pequeños cuadraditos, pero llenaban más que suficiente. He decidido reencontrarme con esos pastelitos tan especiales de formas simétricas.



Ingredientes:
  • 1 lámina de gelatina neutra
  • 2 C de sirope de chocolate
  • 4 galletas digestive de avena (como las Hacendado)
  • 30g de mantequilla sin sal
  • Todos los ingredientes para las 3 mousses. Ver AQUÍ
Además necesitaras:
  • Prensadores de forma cuadrada, son para hacer formas con el arroz u otros alimentos, de metal y abiertos por ambos lados, se diferencian de los cortadores de galletas, porque son más altos y sus 2 lados terminan rectos, no hay curva para cogerlos como los moldes de galletas.  Engrasa los prensadores con mantequilla por la parte interna, un poco con el dedo pero no te dejes partes, o te costará luego desmoldarlo. El diámetro de estos utensilios es igual que el de las galletas, el molde pequeño, el otro unos milímetros mas ancho. Suelen ir en paquetes de 2 o mas. Esta receta es para 2 prensadores pequeños y uno mediano o 4 pequeños.


Preparación:
  1. Primero prepara las mousses como en la receta que arriba os he dejado en el AQUÍ, salvo que de la misma preparación para una mousse de queso, sacamos los otros dos sabores. Lo único que debes hacer diferente es, cuando tengas la mezcla de la mousse de queso, reparte la cantidad en 2 recipientes más, quedando 3 boles, uno lo dejas tal cual, que es el de queso, y a uno de los otros le añades los ingredientes para ser de chocolate y al otro bol el de frambuesa. Luego reparte lo mas equitativo que puedas la nieve montada en los 3 recipientes. Las indicaciones a seguir son las de la receta. Una vez tengas preparadas las mousses, pasamos al siguiente paso.
  2. Pica las galletas y añadeles la mantequilla derretida en el microondas en función descongelado para que no se caliente. Mezcla bien para crear una masa de galleta. Repartela uniformemente por el fondo del molde, fíjate de no dejar huecos por los lados, presiona con la otra mano el prensador para que no se te mueva del sitio inicial,  el prensador deberás haberlo colocado encima de un plato o si vas a llevarlos algun sitio, en un cuadrado de papel albal y este encima del plato o bandeja. Mételos en la nevera 1 min.
  3. Ahora viene lo más complicado. Saca los moldes de la nevera y vierte una de las mousse hasta una altura suficiente para dejar hueco para los demás sabores. Con una cuchara ayudate para que se aplane bien la superficie y se adentre en las esquinas. Con cuidado de no derramar hacia los bordes y que se manchen, metelos en el congelador 2 min. 
  4. Saca los prensadores del congelador, ya habrá endurecido la 1ª capa de mousse. Ahora repite la operación de la fase 3, con cada uno de los 2 sabores restantes, yo acabé el relleno con el de queso, pero recuerda dejar un fino borde para el sirope, que es la última capa.
  5. Deja en el congelador mientras pones a hidratar la lámina de gelatina. Cuando esté, sácale todo el agua dejando un culo y coloca en el recipiente el sirope, mete en el microondas a temperatura floja 1/2 min, saca y remueve para que se deshaga bien la gelatina con el sirope de chocolate. Deja enfriar unos minutos y mientras saca los moldes del congelador.
  6. Por último vierte el sirope por encima hasta el borde, esto no necesita ayuda para los picos, al no ser espeso como las mousses. Deja en la nevera 6 horas.
  7. Antes de desmoldar para servir, pasa un cuchillo por los bordes con cuidado, para despegarlo, limpia el filo a cada lado que hagas, porque sino mancharas el sirope de restos de mousse. Si no quieres complicarte con los diferentes sabores, siempre puedes probar hacerlos de un solo sabor.
 Y a comer esta delicia de sabores que combinan de ensueño ^^

2 comentarios:

  1. Ummmmmm que ricos pasteles, y que pintaza. que bonitos son los recuerdos y más relacianodaso con un dulce, jejej. Gracias por tu comentario en mi blog y por estar suscrita a mis recetas. Yo no tenía la suerte de conocerte pero ahora me quedaré por aquí encantada. Un besico.

    ResponderEliminar
  2. Ohhhhhhhhhhhhhhhh, qué blog tan guay, justo lo que me va, gracias por invitar ;o)
    Me dejas en pañales, eso sí, menuda repostera estás hecha, jajaja, yo soy una apasionada del comer, más que del cocinar XD
    Un besote culinario.

    ResponderEliminar