Translate page:

martes, 19 de febrero de 2013

Tarta de dulce de leche y chocolate negro


Hola seguidores, no se si lo recordarán pero el 15 de Enero cumplí 31 años y con ello el primer aniversario del blog, así que al igual que lo inauguré con mi tarta de cumpleaños, pues seguí la tradición (excusa mas bien ^^) y me invente esta delicia para éste año, pero no pude colgar la foto el día señalado y para tener que ser posterior lo dejé pasar hasta... ¡olvidarlo!, gracias a que el finde pasado mi padre me recordó lo mucho que le gustó mi tarta (es amante del dulce de leche), pude recordar preparar ésta entrada (que las fotos estaban ya hechas en mi cámara, pero mi cabeza en otro sitio ¬¬).
  Así que sin más dilaciones aquí os traigo mi tarta de cumpleaños, inventada de pe' a pa' por mi, nada de alteraciones de varias recetas de otros o de libros, is only my y os la regalo como celebración del aniversario del blog y por haber estado ahí siguiendo y comentando mi repostería. Gracias a todos.

Ingredientes:
  • 2 tabletas de chocolate negro edulcorado (Hacendado)
  • Un bote grande de leche condensada parcialmente desnatada
  • Un paquete de base de bizcocho para tartas sabor vainilla ( Hacendado: son redondos, van 3 placas perfectas)
  • 2 C de edulcorante en polvo
  • Bolitas de azúcar de colores y corazones (o lo que gustes es para decorar)

Preparación:
 
 - Primero haremos el dulce de leche, debes poner al baño María el bote de leche condensada, si no quieres liarte puedes comprar dulce de leche ya hecho, pero no son de leche desnatada. 
Llena un cazo de agua y ponlo a hervir, quita la tapa de plástico y abre la lata de leche, colocala dentro del cazo sin que le entre agua, pero la cubra hasta el borde final, baja el fuego al 2-3 y con la olla tapada deja cocer 5 horas. Cuando esté lista tendrá un color amarillento como en la foto. Saca el bote del fuego y deja la leche enfriar completamente. Como te sobrará puedes sacar la mitad a un bol para que enfríe antes.

- Vierte el chocolate y el edulcorante en un cazo al fuego mínimo y no dejes de remover con una cuchara de madera hasta derretirse del todo el chocolate. Saca del fuego y deja entibiar un poco, pero que no te endurezca.

- Ahora coloca una capa de bizcocho sobre el plato dónde estará tu tarta y pon por encima una capa no muy gorda de dulce de leche, ayudate con una espátula. Si prefieres hacer tú el bizcocho, un saboya es ideal o una bica incluso, solo debes desmoldarla y partirla horizontalmente en tres partes rectas. Yo compre las bases porque quería probarlas, están muy ricas y algo más de trabajo nos quitan la verdad.

- Pon otra de las bases encima de la ya endulzada, de manera que los bordes casen y la torre se iguale. A esta nueva capa ponle por encima otra capa de dulce de leche, y repite la operación con la última base de bizcocho.

- Con cuidado y una espátula llena de chocolate la capa superior y perfila los bordes con el resto de chocolate, ponla en la nevera a enfriar 1 hora.

- Por último adorna a tu gusto con la decoración de azúcares (no lo cargues mucho para no matar el sabor y textura de la tarta) y vuelve a dejar en la nevera mínimo 1 hora más antes de servir, para que el chocolate quede hecho cobertura. 

¡Y listo! una deliciosa tarta, el chocolate negro con el dulzor del dulce de leche es una combinación perfecta y el bizcocho le da la esponjosidad necesaria. Es una tarta muy rica y sencilla de preparar, hazla un día para el cumpleaños de tus hijos o cualquier celebración y ya verás como vuela, pero si te sobra, una semana aguanta en la nevera ^^

No hay comentarios:

Publicar un comentario