Translate page:

viernes, 15 de febrero de 2013

Whoopie pies de chocolate y fresa (especial San Valentín)



Ayer, por San Valentín quise hacer un dulce para celebrarlo, como hago todos los años desde que estoy con mi marido ya que le encantán los postres dulces. Pero quería hacer algo original o por lo menos que aún no hubiese hecho antes, y navegando por Internet descubrí estos curiosos whoopie pies.


Su origen me pareció muy divertido y original y al ver la diversidad de variedades en que se pueden hacer decidí crearles incluso una sección, ya que no serán los únicos que haga, más que nada porque son facilísimos de hacer y además en la forma se parecen a los sufribles macarons, una espinita que se va desclavando gracias a estos bizcochitos ^^


Aunque su forma se parezca a los macarons no tienen nada que ver, las capas de "sandwich" son como pequeños bizcochos, tanto en sabor como en textura y la crema es igual que cualquiera que le apliques a un cupcake por encima. Su origen es del Este de Estados Unidos (los cupcakes son del Norte),  pero como todo que coge fama, se instaura en el Reino Unido y va creciendo, como ahora ésta española os muestra sus primeros whoopies ^^


La historia que más se oye y me la creo, sería la más fiable por ser honrados al no querer llevarse dinero con la patente, es la que dice que las mujeres de las colonias de Amish las preparaban para los almuerzos de sus niños que al descubrirlo en sus bolsas alegremente gritaban -¡whoopie!- y de ahí su nombre. Estos bizcochitos se realizaban originariamente con los restos de bizcochos o panes añadiendo chocolate y la crema era siempre con malvavisco. Como he dicho antes esto fue cambiando, añadiendo nuevos sabores y cambiando su forma de prepararlo, ya que la auténtica era como una hamburguesa, y es normal pues sustituían al bocadillo del almuerzo escolar.


Yo no he querido experimentar mucho con los primeros así que me he ceñido a la receta original de chocolate para las bases, sin embargo la crema la he hecho de fresa, porque a mí no me gustán mucho los malvaviscos (además de no tener en casa en ese momento), aunque supongo que en las colonias Amish era algo frecuente. Pero me dejo de historia y os doy la receta de estos deliciosos whoopies pies (y algunos mini también) apunta:

Ingredientes para 24 whoopie y 12 mini whoopie:

Para la masa:

- 250 gr de harina
- 80 gr de cacao en polvo sin azúcar
- 1 1/2 cta de bicarbonato
- 1/2 cta de sal
- 110 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
- 170 gr de azúcar moreno
- 1 huevo
- 250 ml de leche
- 2 gotas de esencia de castaña (si no tienes 1cc de aroma de vainilla Vainhê)


Para la crema:
  • 125g de mantequilla sin sal (debe estar blanda)
  •  250g de azúcar glas tamizado
  • 1 C de sirope de fresa
  • 4 gotas de colorante alimenticio rosa


Preparación:

De la crema:
  1. Bate la mantequilla hasta dejarla cremosa y blanca.
  2. Tamiza el azúcar en un cuenco a parte (yo lo hago con colador).
  3. Añade a la mantequilla el azúcar poco a poco sin dejar de batir a una velocidad floja.
  4. Añade el sirope y no dejes de batir hasta estar uniforme. 
  5. Añade el colorante y mueve con una cuchara para repartir el color.
  6. Tapa con fil y reserva en la nevera hasta que tengas que rellenar los whoopies.
De la masa:
  1. Mezclamos todos los elementos sólidos: harina, cacao, bicarbonato y sal. Reservamos.
  2. Batimos la mantequilla junto con el azúcar. Añadimos el huevo y la esencia de vainilla.
  3. Añadimos un tercio de la mezcla de los ingredientes sólidos, batimos. 
  4. Añadimos la mitad de la leche, mezclamos. 
  5. Añadimos por segunda vez un tercio de la mezcla de los ingredientes sólidos, batimos.
  6. Añadimos la otra mitad de la leche, mezclamos y terminamos poniendo el último tercio de los ingredientes sólidos.
  7. Ponemos nuestra masa en la manga pastelera con la boquilla fina y sobre la rejilla del horno el tapete de macarons (o sobre la bandeja papel de hornear con unos círculos dibujados para que salgan todos idénticos), en el centro de cada círculo dejas montoncitos hasta la mitad del borde del círculo para un tamaño normal o menos si los quieres mini.
  8. Horneamos a 190º durante 10 minutos (sin precalentado). 
  9. Dejamos enfriar en la rejilla fuera del horno antes de desamoldarlos.
Por ultimo en otra manga pastelera con la boquilla que te guste, incorpora la crema y ve rellenándolos. Dejas la crema en una parte de masa y luego colocas la otra encima, como un sanwich ;) Y ¡ya está! una delicia para el paladar.


Y antes de irme quiero mostraros el precioso regalo que me hizo mi chico por San Valentín, espero no se me muera y se me haga un jardincito enorme ^^


1 comentario:

  1. Hola guapa!! si dices que son mas faciles que los macarons me llevo la receta ya que yo tambien tengo una espinita clavada con ellos!jejeje. Te quedaron realmente bien y se ven super apetecibles. Un beso :)

    ResponderEliminar